miércoles, 23 de mayo de 2007

¿Adivinan?: ¿un despido.. o un trabajo?

N. de la R. : La Redacción prefiere no pronunciarse por el momento.. hasta que decida si emprende acciones legales al respecto, o hasta que las emprendan contra nosotros.

N. del B. : Tras varias jornadas teniendo que soportar evidentes susceptibilidades - acerca de mi rendimiento en esta santa oficina, he decidido de modo voluntario hacer de mi capa un sayo. Esto es, contarles todo lo ocurrido sin tener que recurrir a medias verdades.. sin tapujos, que dicen en El Tomate-ay-ay-ay-ay. Además, lo haré en varios capítulos como ellos, ya verán lo que esto nos puede dar de sí..
.................................
Sigamos imaginando. Una persona desesperada por un trabajo – o, peor aún, por no perder el que ya tiene, se encuentra con un anuncio de apariencia equívoca en la prensa del domingo. Literalmente, reza así:

BUSCAMOS PROBADORES DE ANILLOS
-------------------------------------------------
Se precisa:
Gente mayor de 18 años, con pasión, atrevimiento
y ganas de probar cosas nuevas.
Se valorará:
Iniciativa, originalidad y compromiso.
Imprescindible:
Experiencia previa.


Después de cerciorarse de que la oferta de empleo ha sido publicada en varios periódicos - de éstos de cierto renombre, el tipo decide aventurarse. En el texto aparece un número de teléfono, y llama. Tras una breve conversación con una encantadora operadora, a la que le facilita sus datos personales y hasta su grupo sanguíneo, la empresa se compromete a llamarle ‘en la menor brevedad posible.. para iniciar el periodo de contacto.. de conocimiento mutuo con la empresa y comenzar el proceso de selección y capacitación’.
De esta accesible forma, ya está seleccionado para la selección de la capacitación.

Cuando vamos a una selección de personal, tan importante como conocer nuestras virtudes es reconocer nuestras propias limitaciones. Si nos pusiéramos en lo peor, con este anuncio y este individuo, ¿qué podría ser lo más execrable?.. pues lo imprescindible. Carecer de experiencia previa. Es decir, nuestro candidato es virgen, animosos lectores. Lo que ocurre es que, en contadas ocasiones, hace milagros. He aquí su limitación y su virtud.

N. para la Redacción: Jefe, esto es lo que puedo entregarle por ahora. Me he metido en el cogollo de la noticia.. podría decirse que soy el origen de la exclusiva - pasando a formar parte de ella sin comerlo ni beberlo, lo que adivino debería darme alguna ventaja. Si le apetece que siga con esta suculenta entrega, mejor hablamos de un aumento – aunque me conformaría con que me pagara el Abono del Transporte. Si no es así, no se preocupe ni se enerve, creo que con este reportaje podría haber encontrado mi verdadera vocación. A la espera de sus noticias, le saluda atentamente su ínclito becario.

2 comentarios:

Virginia dijo...

No sé donde vamos a llegar,puestos a pedir que me llamen de bollilandia y me hagan catadora de palmeras joer!!!!!!!jijijij

Mr Tambourine Man dijo...

El caracol te visitó, y le gustó tu página. En tus escritos hay ironía crítica. Me ha gustado el anuncio del probador de anillos. Voy a tratar de escribir un pequeño relato.