jueves, 12 de febrero de 2009

Ven a cenar conmigo

Les advierto desde ya. Este post podría resultar muy largo incluso para los seguidores más fervientes. Haberlos haylos, oigan, no se me pongan quisquillosos. Contiene, además, altas dosis de publicidad gratuita, que no autopromoción (que también pero en menor medida) No queremos llevarles de la mano hacia ningún engaño, y estará en sus ojos y en sus cabezas discernir una cosa de la otra. Les tengo por personas preparadas, así que no vayan a defraudarme queridos lectores.

Comienzo a escribir mientras hago mentalmente el recuento de las horas que me quedan para dejar de ser una desempleada más (24 por 3, hacen un total de 72 horas) Los últimos días que tendré para hacer lo que me de la santa gana. Levantarme un poco tarde; ser presa fácil de la sobremesa televisiva y hacer experimentos en la cocina como los hace Flipy en el Hormiguero, pero sin máscara antigas ni extintores. Nada de mariconadas. Tiene mucho más mérito morir con el delantal puesto.

Ni qué decir tiene que me he beneficiado estos meses de la utilidad de la tarjeta de desempleo: todos los museos estatales gratis para los que lo desconozcan, porque no se han encargado de publicitarlo demasiado ¡barra libre cultural! Claro que también pueden encontrarse con personajes ‘tipo el taquillero del Museo del Prado’: ‘joe con los parados, cómo se aprovechan… ¡ya han venido unos 90 desde esta mañana!’ Lo que nos obliga a preguntarnos ‘¿y eso es malo? ¿no es una cosa buena la cultura? ¿no sería mucho peor que estuviéramos todos robando bancos, o secuestrando personas, cegados por la apatía y la desesperación de no tener un trabajo?’ (…) ‘No, si yo no digo nada… pues que estéis mucho tiempo en paro…’ Pero, será cabrón…

En lo que estábamos, yo lo que quería conseguir en esta época era ser una ‘buena maruja’ Un intento más de reinventarme a mí misma, eso que lleva haciendo Madonna desde que nació; y estado superior éste que he tenido a bien denominar ‘How-to-became-maruja-de-luxe’. Para los que se hayan perdido las lecciones del Profesor Vaughan ‘Cómo llegar a ser una maruja de lujo’

Una ‘maruja de lujo’ es como una maruja común. Así es. Se encarga de su casa y de sus labores ‘quitapelusas’; otea al Vecino; pone la lavadora, hace la compra como todo dios; si tiene que planchar plancha; y por supuesto se hace fan del ‘Cillit Bang’ Pero al mismo tiempo, cada día hace pequeños esfuerzos para hacerse rica, o al menos para dejar de ser un poco menos pobre. Hasta que descubre la improbabilidad de que le toque una quiniela de catorce, o una simple primitiva.

Así que ¿qué hacer mientras se hace una millonaria, visita museos por la cara, o encuentra trabajo? Pues… ¿Apuntarse a un curso CCC de auxiliar de geriatría? ¿Estudiar esperanto? ¿Plantearse el alunizaje como modo de vida? Nada de violencia. Lo tengo. Y ahora entenderán que el rico que ideó el pegamentito de los post-it no me llega ni a la altura del zapato, claro que yo no contaba con mi ‘mala sueeerte’

Como parte de la estrategia el viernes pasado se me ocurrió hacer un ‘Ven a cenar conmigo’ en mi casa. Esto es, invitar a varios amigos al olor de un espectáculo gastronómico nunca ingerido. Pura palabrería infame ya que el objetivo de la velada era desplumarlos a todos en los postres. Creo que si digo póquer todos sabemos a que nos estamos refiriendo.

La velada fue muy agradable. Muchas risas mezcladas con algo de youtube, que desde que tengo conexión es el alma de todas las fiestas. Además, ahora nadie puede soltar muchas burradas porque google se encarga de desacreditarte rápido. Bueno, la cena estuvo comestible, ellos dijeron que muy rica, pero son muy educados. El plato principal era una receta de Arguiñano. Un arroz al romero sin romero que servidora se encargó de ‘customizar’, porque la verdad no encontré romero ni buscando a una gitanilla que me leyera la mano y me obsequiara con una ramita. El postre consistió en una tarta de cumpleaños para uno de los invitados (porque era su cumpleaños, tan absurda no soy) Pero mientras ellos comían y se reían, yo me frotaba internamente las manos pensando en lo que vendría después ‘Comed, comed… hartáos de beber hasta perder el control…’ Hombre, no me negarán que siempre es más fácil desplumar a una pandilla de borrachos…

Y aquí entra en juego la ‘maruja de luxe’. La que hace que te sientas como en tu propia casa, la que te trata como un rey, la que te ceba hasta que te sale la comida por las orejas, y la que en el momento idóneo dice con una sonrisita encantadora, ‘vamos a echar una partidita, ¿no?’ Nadie se niega, claro. Es tu territorio. Nada puede salir mal. Anda que no.

Ya ven, me salió un poco el tiro por la culata. Se confabularon los planetas en mi contra. No me entraba ni una pareja de cuatros. Un desastre. La verdad es que ninguno de los asistentes teníamos ni idea de jugar, lo que me llevó en un momento suicida de la partida a apostarlo todo y a quedarme sin nada. Encima lo hacía con alegría y con la energía que hubiera derrochado Paris Hilton con los ojos inyectados en las fichas, pero sin un euro. Qué pena. Así es la vida, un juego de cartas, una caja de bombones. Menos mal que jugábamos con fichas y no con dinero, y que estaba en mi casa, porque de lo contrario tendría que haber pedido por la calle para un taxi. Al final (por estos derechos contraídos como propietaria del casino) la banca me dio crédito. También porque estábamos en un mundo ideal, sin Botines ni señores Gobernadores del Banco de España que te fastidian cualquier sueño. Al terminar la partida recuperé las fichas, pagué mis deudas y despedí cortésmente a mis invitados.

Moraleja: no juegues para desplumar o te tocará pagar… y darles de cenar.

29 comentarios:

Falete dijo...

esto... ¿lo de desplumar entonces se refiere a los bolsillos no? Me has dejado por un momento... no sé, consternado. ¡Eres mía! Saco el tema de 'ven a cenar conmigo' el otro día con lo de las cocretas y vas de flipá y lo pones de título...
snif snif

p.d: seguro que tus amigos son imaginarios, porque no has mencionado ni uno!

(Sí, estoy celoso)

González dijo...

Falete, Falete... que te pierde el ímpetu.
Desplumar se refiere a los bolsillos, claro... Lo de 'Ven a cenar conmigo' ya lo tenía pensado, pero tú que eres mu avispado lo dijiste también... es algo recurente, vamos.
Y los amigos no son imaginarios, hijo, no seas tan cruel que te pierden los celos...

Como sigas a este paso te quedas sin cena de 'Ciber Valentín'

jajajaja

Besos salao!

Falete dijo...

24 horitas para empezar a trabajar...
muaaaa y disfruta de este último día, te prepararé una última cena en mi ciber-cocina

nomesploraria dijo...

Yo también quisiera ser una maruja de lujo pero por mi edad y condición de desalmado, no me se permite.
Juegue, juegue más pero con dinero de verdad. La gracia es desplumar hasta al del cumpleaños. Pero eso sí: haga como yo, haga trampas siempre, siempre y en todo.

Ah y me encantan sus croquetas.

Jesús dijo...

Oye, ¿y qué tal algo más castizo como una partida de mus? Creo que pegará más con las croquetas, y de camino las acompañas de unas aceitunitas, y algún embutido de tu tierra...

Mr Tambourine Man dijo...

¡Hola trabajadora!

Me ha gustado mucho tu post.
Un Beso.
C.

planet caravan dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
González dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Silvia dijo...

jajajajajajajajajaja muy bueno, una vez intentaron hacer eso conmigo, como era principiante en el póquer jugaron conmigo para "desplumarme" como dices tu, pero no contaron con la suerte del principiante... y los desplumadores quedaron desplumados jejeje.

Espero que hayas tenido un buen primer día de trabajo, guapa!! y que te dure mucho

Bss

González dijo...

Falete, gracias por darme ánimos para el primer día.. no veas, me he levantado a las 6:30..

Només, seguiré al pie de la letra sus sabios consejos, sobre todo el de hacer trampas.. tenía que haberlo pensado antes! ;)

Jesus, es que esa noche tocaba póquer.. porque en mus sí que los barro a todos y me llevo todos los 'amarracos', años de práctica en la cafetería de la facultad lo certificarían.. (por cierto, me has echo sacar mi vena competitiva..jaja)

CARACOOOOL!!! Qué tal estás, como va todo? Espero que muy bien, no sabes lo que se te echa de menos, ¿no te has pensado mejor lo de volver a la blogosfera? piensa en tus lectores y amigos!!

Silvi!!! gracias guapa! qué buena la suerte del principiante, ves? ese fue el fallo: era la segunda vez que jugaba, porque en la primera también los desplumé y me quede con más ganas.. jajajaja

Venga, un hórdago de 'croquetas-peloteras' para todos, os las habéis ganado!!

Besos para todos!

***Como vereis, hay dos comentarios suprimidos, es que ha ocurrido un 'desagradable incidente' que no quiero mirar a nadie, pero me han obligado un poquillo a hacerlo, perdonadme..

Nootka dijo...

oye!! ¿dónde está mi comentario? no sé que pasa que si no le doy a publicar, lo escribo con otro usuario, ay, qué desaguisao.
Lo que pensaba, que ha pasado madoff por aquí, y se ha dedicado a desplumar el blog y llevarse los comentarios.
Un beso, amiguita, te debo una, ya te dejaré ganar al póker.

Nootka dijo...

qué no, tonta, que a mí me gusta más tu blog, que yo volveré más y que te dejaré más comentarios
y más
y más

Nootka dijo...

y más comentarios

nomesploraria dijo...

¿ya al mío? vaaaaaaaaa

Nootka dijo...

más, más, más, por favor, más comentarios
arghhhhhhh
(leáse con voz de gollum, encogiéndo la espalda y con las manitas cerca de la boca y la nariz, los dedos ligeramente cerrados, la cabeza tuérsace un poquitín a la izquierda, enseñamos los dientes y con mirada desconfiada y el rostro tenso, exclamamos: ¡mi comentario!)

Falete dijo...

qué ha pasado? te han escrito algo malo?? insultos? :S

González dijo...

JAJAJAJAJA

Nootka.. tranquila, te perdono, no te pongas como Gollum, que arrugas mucho tu preciosa naricilla.. además, pobre Només, él también tiene derecho a que le dejes comentarios, no os peleéis, eh!

Falete, tranquilo, no fue nada ofensivo. Nada, de eso, sólo tuve que borrarlos por 'un error de personalidades'...

No se ha entendido nada, pero es que nos encanta dramatizar..

Un besazooooo!!!!

María dijo...

Que verborrea tiene mi niña! Deleita a tus fans con una entrada sobre cierta noche de juegos regada con alcohol... lo estoy deseando!

González dijo...

María, esa es buenísima, creo que te refieres a un cumpleños. Tranquila, 'estamos trabajando en ello..' jajaja

Un besazo linda!

Nootka dijo...

ay! PERO ESTO QUÉ ES LO QUE ÉS
¿POR QUÉ JUEGAS CON MIS SENTIMIENTOS?

Falete dijo...

desde luego, qué vergüenza, noche regada con alcohol!

estuviste por casualidad la semana pasada en la biblioteca de tu ex-facultad? estuve estudiando y me pareció ver a una chica delante que tenía tus mismos rasgos pero con 20 años más que en la foto de la cucharita, jajaja (lo que hace la fantasía)

bssssssss borrachuza

González dijo...

No, Falete, siento decirte que no era yo.. no paso por la facultad desde que recogí el título.. Pero tranquilo, que un día te doy una sorpresa y voy a a la biblioteca a buscar al alumno más aventajado, jajajaja
Suerte en los exámenes, ¿cuándo acabas?
Besos!

Falete dijo...

al alumno más aventajado? superdotado querrás decir... jajaja (explícate)...
los examenes finiquitados, aunque aún sin nota! un besoteeee

Falete dijo...

tú sí que eres preciosa... que tal ese segundo lunes de trabajo? mejor la cosa? :D

González dijo...

Falete! Bien, va bien gracias, todavía cuestan los madrugones, pero se hace con gusto!
Besos!

Falete dijo...

ven a jugar... al juego de la oca...

Me huele a mí que nos vas a abandonar de nuevo... sninf ¡Escribe algo! haz que esas manos produzcan, produzcan, produzcan...

Mr Tambourine Man dijo...

¡Hola González!:

Sí, me gustaría volver, pero ¡debo ser coherente!

Un beso.

Jesús dijo...

¿Para cuando un nuevo capítulo en Terapia?
Me ha dicho un pajarito que la próxima entrega podría ser muy divertida, al transmitir mucha felicidad...

González dijo...

A ver chicos, que os revolucionáis..

Falete, volvemos ya mismo; mientras lo hago escribo, escribo, te lo prometo, lo que tengo que hacer es volver a esta pobre terapia desasistida.. jomío, no me hagas sentir una terapeuta desaprovechada..

Caracol!! Entre nosotros, no me gusta nada la palabra coherencia, le tengo mucha manía ;) ¿No te gustan más otras como pasión, impulso y relatos? Vamos, no hay color, y ese color es el que echamos de menos, el de tus relatos. Manda a la coherencia a freir espárragos con la lógica y sus razones, y vuelve, Caracol!!!

Jesús! ten cuidado con los pajaritos, jum, no te fíes.. me han dicho a mí que algunas 'pajaritas' tienen 'el pico' un poco largo..

Besos para todos, que sois unos soles!